Cómo colocar cuadros en el dormitorio

Iker Marquez
Iker Marquez

Una de las mejores opciones que tenemos a día de hoy para dar una imagen personalizada y bonita a nuestro dormitorio son los cuadros. En la actualidad hay una amplia variedad de opciones entre los que elegir, es decir, cada persona puede disfrutar de los cuadros que más le interesan.

Antes de entrar en detalles, queremos dejar claro que dependiendo del tipo de cuadros que uses, podrás conseguir que la habitación tenga un estilo más moderno o clásico. Por ese motivo, es importante elegir la opción más adecuada.

Claves para decorar una habitación con cuadros

Para que te sea más fácil decorar con cuadros, te vamos a mostrar un listado de claves que te serán de gran utilidad. Pueden parecer consejos sencillos, pero te puedo asegurar que te ayudarán a obtener el diseño que buscas con facilidad.

  • Elección: es importante que te tomes tu tiempo antes de realizar la compra. Piensa si realmente el cuadro quedará bien en la habitación, sobre todo en la zona en la cual quieres ponerlo.
  • Pared principal: en muchas ocasiones, puede ser una buena idea poner cuadros en la pared principal, así se verán más. Una manera muy efectiva de añadir un plus de elegancia al dormitorio.
  • Tamaño: es muy importante elegir los cuadros adecuados. Personalmente no te recomiendo optar por los cuadros grandes porque podrían restar elegancia al dormitorio.
  • Cantidad: para evitar saturar la estancia, te recomiendo poner el número justo de cuadros. Con ellos buscamos siempre decorar la estancia, no crear una sala de exposiciones. Por ese motivo, siempre deberás optar por el número adecuado de cuadros.

Cómo colocar cuadros sobre la cama

Como hemos comentado anteriormente, son muchas las personas que optan por colocar cuadros sobre la cama. No solo porque aportan elegancia, sino que ayudan a personalizar la habitación, de aquí que sea una opción muy interesante.

A la hora de colocar los cuadros en esta zona, siempre tenemos que asegurarnos de que los mismos se instalan correctamente. El objetivo es conseguir la decoración que buscamos y evitar que los mismos se puedan caer en la cabeza mientras dormimos.

Para evitar caídas, evita colgar los cuadros con una sencilla punta, incluso cuando el peso de los mismos es muy ligero. En ese caso, apuesta por una instalación más segura que evite que el cuadro pueda caerse por acción de una corriente de aire o movimiento. Así podrás dormir un poco más seguro sin perder elegancia.

Utiliza cuadros de salón para crear dormitorios modernos

Elegir el cuadro ideal no siempre es fácil, por ese motivo te vamos a dar una serie de claves para que la decisión te sea un poco más sencilla. Pero si buscas algunas ideas, puedes visitar saloncomedor.top/mejores-cuadros-modernos-de-salon/ donde podrás encontrar una amplia selección de cuadros modernos. Los cuadros que nos recomiendan no solo son bonitos para el salón, muchos de ellos quedan muy bien en el dormitorio.

Para conseguir integrar correctamente los cuadros de salón en la habitación, es importante fijarse en el diseño y el estilo. Por ejemplo, si buscas algo sencillo, puedes optar por dos cuadros del mismo tamaño y de la misma temática.

En cambio, si buscas algo más moderno, puedes optar por los cuadros de salón que tienen diferentes tamaños para conseguir una misma integración. En la comparativa que te hemos mostrado hay opciones muy interesantes. Fíjate en esos cuadros, sobre todo si tienes claro que buscas un diseño moderno.

Cómo colocar dos cuadros juntos en el dormitorio

Si buscas colocar dos cuadros juntos, debes tener claro qué tipo de figura quieres formar.

Por ejemplo, hay cuadros muy bonitos que se dividen en dos partes. Juntándolos se crea una forma única que hace que la experiencia sea muy buena. Por supuesto, el cuadro debe conseguir la combinación que buscamos para el diseño de la habitación.

Otra opción moderna que se lleva mucho es poner dos cuadros juntos que crean una armonía, pero con una pequeña distancia entre ellos. Ese pequeño espacio crea un espacio muy bonito, de aquí que sea un estilo que cada vez se usa más en la decoración de las habitaciones. Con una distancia de unos centímetros es más que suficiente para conseguir la armonía que buscamos.

Cómo colocar 4 cuadros en una habitación

Si quieres realizar una composición con cuatro cuadros en la habitación, es importante que los coloques con cabeza. Así podrás tener la certeza de que los mismos quedan bien integrados.

Para comenzar, tendrás que medir y visualizarlos en la habitación. Ten muy en cuenta las medidas porque si no te será bastante complicado disfrutar de una buena decoración. Normalmente, los cuatro cuadros colocados en forma de cuadro quedarán muy bien.

Si buscas algo más estilo a una sala de exposición, entonces puedes optar por ponerlos en horizontal. Eso sí, si quieres dar un plus de elegancia, puede ser una buena opción colocarlos a diferentes alturas. Es algo que se suele hacer en las viviendas modernas, pero todo dependerá del estilo que busques.

Si los cuadros no son muy grandes, puedes crear una composición interesante encima del cabecero. Es una apuesta importante. Antes de realizar la colocación, asegúrate de que realmente es lo que buscas. En ese caso, los cuadros verticales pueden ser una opción.

Ideas para colocar cuadros encima del cabecero

Sin lugar a dudas, hoy en día se llevan mucho las composiciones de cuadros sobre el cabecero. En este caso, lo mejor es optar por cuadros de diferentes tamaños y ordenarlos de manera desigual. Así podrás tener la certeza de que vas a conseguir una composición interesante y en consecuencia disfrutar de una buena experiencia.

Si optas por realizar la combinación con cuadros de diferentes tamaños, es importante ordenarlos correctamente. Para conseguir una buena integración, comienza colocando los cuadros más grandes y luego los más pequeños. Así verás que la composición te resulta más sencilla de realizar.

Si no te apetece hacer muchos agujeros, puede ser una buena opción colocar los cuadros encima de una estantería. Solo deberás poner una estantería larga encima del cabecero y poner sobre la misma los cuadros que te interesen. Así podrás ir cambiándolos sin llenar la pared de agujeros.

No olvides tener claro si quieres colgar cuadros o fotos. Hay personas que prefieren esta última opción. Todo dependerá de tus gustos.

Consejos para colocar cuadros en habitaciones juveniles

A los jóvenes les suelen gustar mucho las fotos. Por ese motivo, puede ser una buena opción sustituir los cuadros por las fotos. Esas fotos pueden ser distribuidas por la habitación o solo en una de las paredes. Si se colocan correctamente, no solo se dará personalidad a la habitación, también se conseguirá elegancia.

Si las fotos no te terminan de convencer, entonces puedes optar por los cuadros. Es importante que la temática se adapte a los gustos del niño o niña que va a dormir en la habitación. Por ejemplo, los cuadros de paisajes o animales suelen gustar mucho.

A la hora de colocar los cuadros, te recomiendo optar por la distribución aleatoria. Si colocas todos los cuadros en línea, lo más seguro es que dé demasiada seriedad a la habitación y en consecuencia el joven no se sienta a gusto con esa decoración.

Recuerda, a los jóvenes les suele gustar bastante cambiar la decoración de la habitación. Si los cuadros que vas a poner no pesan mucho, puedes optar por masilla para colgar. Así no llenarás la habitación de agujeros y en consecuencia será más fácil cambiar la decoración sin que las paredes sufran daños.

Tips para combinar cuadros en habitaciones infantiles

Cuando comiences a decorar la habitación de tus hijos, debes tener claro que el dormitorio infantil es algo más que un lugar para dormir. Los niños lo usarán para hacer los deberes, leer, jugar… vamos que realizarán muchas cosas. Y para que se sientan a gusto, es importante que se sientan a gusto.

Si los niños no son muy pequeños, siempre deberás pedirles consejo para que puedan dar personalidad a su habitación.

Para que la habitación quede bonita, puedes optar por crear una pequeña galería de arte. En este caso puedes optar por cuadros de diferentes formas y tamaños, fotos, palabras… Hay muchas opciones por las que podemos optar y así conseguir un diseño elegante.

Los vinilos en las paredes también pueden quedar muy bien. Por supuesto, el diseño de los vinilos siempre debe ser infantil. Como hemos comentado anteriormente, los niños se deben sentir a gusto. Incluso puedes optar por los vinilos pintados por los propios niños. Eso ya es cuestión de gustos.

Otra opción que está muy de moda es optar por las siluetas de personajes infantiles. Por ejemplo, puedes optar por los personajes de Disney, pero hay muchos otros diseños entre los que elegir. De esa manera tus hijos se sentirán muy a gusto y querrán pasar más tiempo en la habitación. Este tipo de decoración se puede cambiar con facilidad cuando el menor se hace mayor. Y como hay que hacer taladros, las paredes no sufren. Elige los personajes perfectos y así tus hijos tendrán una habitación ideal.