Qué poner encima del cabecero de la cama de matrimonio

Blanca García
Blanca García

Puede que te hayas mudado de casa, que tengas una habitación cuya decoración ha envejecido mal o simplemente que se te haya encendido una bombilla en la cabeza de repente. Siempre acaba llegando un momento en el que nos decidimos a cambiar la decoración de nuestra habitación. A la hora de hacer algo diferente con las paredes, y en especial con la pared del cabecero de nuestra cama de matrimonio, nos entran muchísimas dudas y es totalmente normal, porque hay miles y miles de elecciones por las que podemos optar para decorar esta zona tan importante.

Hay opciones para todos los gustos, así que en este artículo vamos a hablar de distintas formas de decorar tu habitación para que sepas qué poner encima del cabecero de la cama de matrimonio.

Claves para elegir qué poner encima del cabecero de la cama de matrimonio

A la hora de pensar y decidir cómo decorar la habitación nos surgirán dudas. Ese es el momento perfecto para anotar qué deberíamos tener en cuenta antes de lanzarnos a comprar. Te dejamos unas claves para que te asegures de realizar una buena elección.

  • Piensa en el motivo. El dormitorio es un lugar especialmente importante, porque es donde vas a descansar o a relajarte en los momentos en los que puedes permitírtelo. Por eso, antes de tomar decisiones, piensa en el motivo que tenga la decoración. Quizá te guste mucho cierta escultura o una pintura, pero puede que no sea la mejor opción con el paso del tiempo si esta no invita al descanso o no te convence tanto como otras ideas. Todo depende de qué motivación te lleva a decorar la parte superior al cabecero.
  • Ten en cuenta el resto de la habitación. Has visto un montón de ideas y hay varias que te fascinan. ¡Perfecto! Pero cuidado, recuerda que vas a decorar tu habitación. Si ya tienes un espacio con ciertos colores y elementos, necesitarás encontrar algo que encaje en el conjunto. Presta atención a la combinación de colores, a su intensidad y luminosidad.
  • Revisa cuánto costará. El tiempo y el dinero son muy valiosos. Y las reformas y algunos tipos de decoración no son ni baratos ni se hacen rápido. Tenlo en cuenta cuando pienses en pintar un mural personalizado o comprar ese tapiz de macramé hecho a mano.

Ideas de dibujos para poner encima del cabecero de la cama de matrimonio

Una elección atrevida y artística que puedes adecuar a cualquier tipo de pared y de habitación. Escoge en función de que quede una armonía visual en la habitación. Hay muchas opciones repartidas en temas modernos, vintage, escandinavas, de tonos pastel, etc. Vamos a ver algunas ideas.

1. Vinilos para paredes

Es una opción frecuente a la hora de decorar cualquier pared que nos parezca vacía y falta de gracia y sin duda es algo que da mucho juego para poner encima del cabecero de la cama debido a que puedes escoger cualquier cosa: cualquier forma y tamaño, cualquier estilo y color.

Los vinilos, además, se despegan sin dañar la pared, por lo que podemos utilizarlo sin miedo a causar daños más adelante, si cambiamos de idea.  Piensa en los colores que quedarán bien con tu cabecero y el resto de la pared para asegurarte del acierto. Quedará muy bien y tu habitación ganará personalidad.

2. Murales

Es otra idea para cubrir ese espacio detrás del cabecero de la cama, de forma que sobresalga por la parte superior llenando el espacio de diseño y color. Estos murales suelen pintarse en la pared cubriendo una cara, pero también podrás encontrar muchas opciones con las que no hace falta realizar semejante trabajo, que supondría dinero y tiempo a invertir bastante significativo.

Con esta elección podrás decorar la parte de la habitación que más vemos al entrar y antes de irnos a dormir y cubre un espacio importante, por lo que si eliges un mural bonito que sea de tu agrado te encantará encontrártelo cada día.

3. Láminas de dibujos

Puedes optar por algo más discreto y fijarte en láminas de distintos tamaños que puedes añadir a tu pared. Las láminas te permiten decorar con muy buen gusto esa parte superior al cabecero de la cama, dándote la capacidad incluso de elegir diferentes tipos de marcos que encajen con el estilo general de la habitación y de la cama. Láminas bonitas, interesantes, o artísticas que resaltarán vuestra personalidad y amenizarán la vista de toda la habitación.

Son opciones muy populares porque pueden ser decoraciones tanto discretas como muy expresivas, y según su marco pueden encajar en estilos como el nórdico, muy de moda gracias a su aspecto sereno y suave, que llama a la tranquilidad y a estar a gusto en el lugar de nuestra elección.

4. Stickers de paredes

Estas pegatinas comparten personalidad con los vinilos, pero son opciones diferentes por varias razones. Para empezar, estos stickers son más pequeños que los vinilos y nos dan más opciones de complementación y diseño. También suponen un riesgo mayor, porque deberemos combinarlos bien en caso de disponer de varios para que causen una sensación armónica y de conjunto.

Esto es así, pero debes saber que hay multitud de opciones de stickers que cuentan con combinaciones ya pensadas para que encajen perfectamente en tu pared. Puedes jugar con formas geométricas, combinaciones graciosas e ingeniosas de multitud de temas y efectos, por lo que suponen un elemento decorativo de mucha personalidad. Ayúdate de diferentes inspiraciones y piensa en vuestros gustos para acertar de lleno si te decantas por esta opción.

5. Dibujar la pared

Por último, tenemos una posibilidad que puede ser parte de la opción de realizar un mural. Si tienes alma de artista o estás decidido a encargar una obra a alguien, esta opción es la mejor o al menos, la más personalizable. También puede ser la más cara, si recurres a un auténtico profesional, pero compensará con creces el resultado final.

Dibujar en la pared significa elegir absolutamente cada detalle de la decoración que va a ocupar el lugar de esa pared vacía encima del cabecero. Dispondrás de toda la libertad para elegir el diseño, por lo que quizá esta atrevida elección sea la tuya.

Ideas de cuadros para poner encima del cabecero de la cama de matrimonio

Una de las elecciones más frecuentes y que mejor quedan en nuestros hogares es la de colocar cuadros. Podemos ponerlos generando diferentes formas y composiciones, con distintos marcos y alternativos estilos de imágenes ya sean familiares, decorativas o artísticas. Vamos a ver una selección de esta manera de decorar la pared de tu habitación de matrimonio.

1. Marcos con fotos de viajes

Una de las opciones más socorridas es seleccionar fotografías de una o varias ciudades, y la verdad es que deja un resultado muy estético. Pueden ser fotos compradas de artistas reconocidos o de lugares emblemáticos. Por supuesto, sería ideal que eligieras fotos hechas por ti o por alguien cercano para componer un collage de paisajes urbanos de vuestros lugares favoritos, de vuestra ciudad natal o del lugar en el que residís, si se trata de un sitio emblemático que os gusta admirar.

2. Fotografías en blanco y negro

Otra opción recurrente a la hora de decorar paredes de cualquier sitio de la casa y por supuesto, también de esa zona situada en el blanco de la pared arriba del cabecero. 

Las fotografías en blanco y negro han seducido a mucha gente pese a que, si nunca nos hemos percatado, puede parecer que sean cosas del pasado. En realidad, se trata de una técnica para inmortalizar momentos o personas importantes que prescinde del color para centrarse en lo esencial: el contenido de las fotografías.

Por supuesto, también se ha convertido en moda debido al fenómeno de lo vintage, por lo que podemos optar por la fotografía en blanco y negro para fotos tanto de nuestra familia como para fotos emblemáticas o artísticas.

3. Cuadros apoyados en una balda

Una opción bonita y que nos permite decorar nuestra pared con cuadros y marcos sin tener que hacer numerosos agujeros en la pared para cada obra. Además, nos permite combinar los cuadros con otras opciones, ya sean plantas u otros objetos.

Elige la balda que mejor encaje con tu pared si piensas pintarla. Aprovecha los tintes y los diferentes tipos de madera. Puedes decidir alguna temática o puedes orientarte pensando en el efecto que quieres conseguir con tu decoración.

4. Cuadros de una temática o color

Una idea genial a la hora de utilizar marcos como elemento de decoración es elegir un color o un tema que tenga un tono que destaque para emplearlo como color clave. Por ejemplo, si te gustan mucho las plantas, puedes elegir láminas o cuadros del estilo que gustes que tengan en común el color verde como predominante en todos ellos. O quizá escenas marinas en las que destaquen azules y blancos.

Este es un orden que te dará mucho juego para combinar también con el resto de la habitación según el color o colores que tenga. El efecto, como ves en la imagen, puede ser realmente apetecible si combinas bien los tonos y los elementos visuales tanto de las imágenes como de los objetos circundantes.

También es una idea a tener en cuenta en la idea de la que hablábamos antes. Si optas por imágenes en blanco y negro, quizá puedas aprovecharlo para que destaquen o combinen con la habitación. Una idea muy interesante.

5. Un único marco de gran formato

Por último, queremos mencionar una idea sencilla pero eficaz. A veces no hace falta complicarse con la composición y diferentes elementos para embellecer nuestro espacio. Elige esa obra artística que tanto te gusta. Una obra pictórica, una gran fotografía, un paisaje. Cualquier imagen que te haga vibrar encajará muy bien en un marco único de gran formato encima del cabecero de tu cama de matrimonio.

A la hora de combinarlo, encajará bien con un entorno ordenado y minimalista, pero puedes liberarte y elegir la combinación que quieras, tanto de objetos como de colores. ¡Disfrútalo!

Ideas de objetos decorativos para poner encima del cabecero de la cama de matrimonio

La variedad de objetos que podemos emplear para decorar una pared es tal que vamos a dedicarle una sección, obviando objetos o elementos de los que ya hemos hablado y que merecían su propia sección. Te recomendamos cinco objetos con los que dar un toque diferente a tu habitación.

1. Alfombras y tapices

Las alfombras aportan mucha calidez a los espacios personales y los hay de tipos muy diferentes. Elige entre materiales de lana, seda, de punto y otros materiales u opciones para acertar con tus gustos y el estilo de tu cama y habitación.

Pueden ser alfombras o tapices mates o brillantes, con grises o de colores vivos, y también te dará mucho juego a la hora de decidir el motivo. Como si fuese una especie de cuadro, estas obras también pueden ser obras artísticas muy vistosas y valiosas, por lo que, ya tenga motivos geométricos o escenas con el estilo que sea, tendrás todas las opciones que necesites para encontrar la tuya.

2. Zócalos y molduras

Si estás pensando en algo diferente, llamativo y creativo, puede que esta sea tu elección. Puedes decantarte por motivos clásicos o por elementos de colores vivos y planos, como formas geométricas que harían que esta elección saltara a la vista de forma creativa.

De nuevo, se trata de un componente decorativo más costoso y que conlleva más trabajo y reflexión, pero puede aportar al espacio un toque que no puede conseguir ningún otro elemento. Temáticas coloridas y geométricas, nórdicas y austeras, vívidas y sencillas. ¿Cuál sería tu elección?

3. Macramé

Un elemento de moda que se ha ganado su propia mini sección. El macramé se realiza normalmente a mano con hilo de lana, algodón, cáñamo y otros materiales. Se trata de un arte textil que se forma tejiendo nudos de diferentes tamaños y con diferentes distancias entre sí que acaba formando complejas composiciones de más de 50 tipos de variaciones de tejidos.

Las obras hechas por artesanos podrán salir algo caras según tu bolsillo, pero tendrás una obra personal hecha a mano única. Las formas y los tamaños de estos tapices son muy variados, por lo que pueden ser una gran opción para redecorar tu habitación si eres un o una fan del macramé.

4. Esculturas de pared

Las esculturas son otro elemento decorativo que te puede dar infinidad de opciones. Piezas metálicas, de madera, de alambre o de cualquier material que se te ocurra. Hay esculturas pensadas para encajar en la pared sin que sobresalgan demasiado y que pueden dar ese toque extra a nuestra sala personal.

Elige una escultura clásica y equilibrada o una abstracta y surrealista. Las diferentes posibilidades de formas y colores pueden permitirte diseñar una habitación realmente diferente y única.

5. Abanicos

Puede parecer una simpleza, pero piensa en los distintos tipos de abanicos que existen realmente. Dale un carácter fuerte y con personalidad a la parte superior de tu cabecero escogiendo unos cuantos abanicos españoles autóctonos, o unos abanicos asiáticos y exóticos, o quizá unos abanicos africanos que le den un aura diferente a tu habitación.

Estos elementos, eso sí, puede que requieran cierto cuidado al elegir la decoración restante de la habitación. No tiene por qué tener toda la misma temática, pero sin duda, si lo haces, podrías conseguir un ambiente único.